dimarts, 18 d’agost de 2015

Afers d'estat

Nadia Comaneci.
"Como a cualquier otro jefe de Estado, a Ceaușescu le redactaban los discursos una serie de escritores. Componían odas ditarímbicas a su gloria y daban forma a sus decretos más violentos. En 1989 se les preguntó cómo podían escribir esos textos al mismo tiempo que sus propias obras, que esperaban así publicar más fácilmente, y uno de ellos respondió: 'Es un poco como en Occidente, los que trabajan en revistas o en publicidad, por ejemplo, ensalzan productos sin creer en ellos; para nosotros era lo mismo'". Fragment de "La pequeña comunista que no sonreía nunca" ("La petite communiste qui ne souriait jamais", 2014; publicat en castellà per Anagrama amb traducció de Francesc Rovira), biografia novel·lada de Nadia Comaneci a càrrec de Lola Lafon.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada